FANDOM


Español Marcoslandeño
Habaldo en Marcoslandia, Heidi, San Pedro y Bonita
Hablantes 114.000.000 hab. (aprox)
Creado por población de Marcoslandia
Familia Indoeuropeo

 Itálico
  Romance
   Iberorromance
    Ibero-occidental
     Español/Castellano
      Dialectos Homericanos
       Dialecto marcoslandeño

Dialectos no posee dialectos, pero sí diversos acentos
Oficial en no es oficial
Regulado por Academia del Dialecto Marcoslandeño
Utiliza alfabeto latino
Marcoslandeño-esp

Las zonas en donde se habla el dialecto en fucsia. Se distinguen las zonas de mixtura con Dinousópolis (en el Itsmo de Guaraná y Kalcasia) y de Tinchoranía (Islas del Canal).

El español marcosandeño o castellano marcoslandeño es una variedad dialectal del español hablada en Marcoslandia y Tinchoranía y en los vecinos paises de Heidi y San Pedro y Bonita. Su uso se extiende en la región de Marcoslandia, de Terranova y de las Islas del Atlántico Norte. En las regiones que muestran lazos estrechos de comunicación con otros países, como las fronteras con Dinousópolis, Tinchoranía o Kalcasia, en que las influencias de otros dialectos del español y el inglés son notables, llega a fusionarse con estos creando distintas variantes. No obstante, es la forma más extendida del español en la región.

El dialecto se distingue por ser una mixtura entre el español de españa, de Chile y el del Río de la Plata (Argentina-Uruguay).

La Televisión Marcoslandeña y el Diario Las 3 Lomas son los medios de comunicación más populares y los que más difunden el dialecto.

En 2012, se lanzará el Diccionario de Marcoslandeñismos con el léxico, las reglas ortográficas, la gramática y la fonética del dialecto.

Características Editar

En el español marcoslandeño se presentan modismos y pronunciación similar a la chilena, donde se pronuncia ll e y como [ʝ] (yeísmo) y se asibilan las erres, en /rr /> [řř] (sonoramente), y /r/ inicial > [ř], y en casos cultos o semicultos, a [rr] debilitadas o normales. También, al igual que en el español chileno y el rioplatense, hay aspiración de la s al final de sílaba y se tiende a eliminar la d entre vocales (Ej.: vago' , casao). Hay una realización aspirada de j y una trasformación de los grupos bo, bu, go, ho, hu, hue y gu en wo, we y wu. Es habitual que la ch se pronuncie como fricativa [ʃ], como una sh inglesa.

Otra de las características, es el voseo, que tiene muy poco uso, ya que se usa el muy ampliamente (tuteo). En el tratamiento familiar se usa la forma híbrida Tú soes. En el futuro imperfecto se recurre a conjugaciones de voseo usando la terminación -is, en lugar de la terminación -ás estándar; también en el pretérito indefinido, en que se pierde la primera -s del verbo y se conserva la última, este rasgo está presente también en hablas de Chile (principalmente), Colombia y de los Andes de Venezuela. Ej.: Cantarís, comirís, vendrís, anduvites, comites, oítes.

Se utliza el vosotros y se acompaña habitualmente de la conjugación verbal correspondiente a "ustedes": Vosotros cantan.

El ceceo se presenta al igual que en España. Las grafas c (en ce y ci), s y z, se vuelven equivalentes asimilándose a la consonante fricativa dental sorda /θ/. Además, no se presenta seseo, pero si zezeo (/z/). Además, las grafías de x, g y j; para distinguirla claramente de /s/, a la que se aproxima mucho en su forma de articulación, la consonante se desplazó hacia atrás, dando la consonante fricativa velar sorda /x/.

Otas características:

  • Uso del artículo definido ante nombres propios de mujer. Ej.: la Cecilia
  • El verbo dejar se une a un verbo en participio para indicar una acción completada inmediatamente antes de realizar otra. Ej.: ¿Dejarían almorzado qué?. No, dejé desayunado no más y salí.
  • Empleo de (<nada) para reforzar la negación. Ej.: Yo no soy ná esa persona. Agárrese a ná si quiera.
  • Las terminaciones: ado-ido-edo, a menudo abandonan la "d" intervocálica, tanto en Sevilla (por ejemplo) como en Marcoslandia usan hablao (en vez de hablado), vendío (en vez de vendido) y deo en vez de dedo). La "d" intervocálica caída es bastante generalizada en la costa de dialectos americanos.
  • En las zonas rurales se omite la pronunciación de la 'd' al final de una palabra y se acentúa la última vocal. (ej. calidad-calidá / usted-usté / libertad/libertá)
  • Acentuación independiente de los clíticos en las formas imperativas con un objeto directo y de los clíticos -se y -te. Ej. Da-melo, come-tela, di-selo, caer-se, sienta-te.
  • Acentuación grave de la primera persona plural del pretérito imperfecto. Ej. Trabajabamos, deciamos.
  • En las comparaciones se reemplazan los pronombres yo y por mi y ti, por el contrario, no se usan conmigo y contigo sino las formas regulares con yo y con tú. Estas expresiones son muy combatidas en la escuela por considerarse completamente incorrectos desde el punto de vista de la lengua estándar. Ej.: Tú cantas mejor que a mi. Es más alta que a ti. Tienes que venir con yo.
  • Los verbos querer y doler se conjugan en futuro de la misma forma que poder. Ej.: Quedrís, doldrá.
  • Modos verbales: la preferencia por el futuro perifrástico (voy a ir) sobre el futuro imperfecto (iré), la elección de un pasado simple (dije, decía) frente a pasados compuestos (hube dicho, he dicho) y los imperativos voseantes (vení por ven o comunicalo por comunícalo).
  • En la Manogonia, se presenta la r asibilada, que en la emisión se percibe como una suerte de silbido. Ej: Coshiente' en lugar de Corrientes.
  • Patrón de entonación fuertemente rítmico, gracias a la frecuente elisión de vocales en los diptongos
  • Se dan zonas en las que el dialecto se comparte con el inglés, el Kalcasiano y el papatúa, aquí se dan mixturas: spanglish (se da en Conri City), kalcañol (poco conocido) y papatúañol (poco conocido, que se da en Napa Rui).

Léxico Editar

Artículo Principal:Marcoslandeñismos

Juliepazo

Tapa de una edición del Diario Las Tres Lomas donde se ve la frase Harto Juliepazo en lugar de Fuerte terremoto deja gran susto o Fuerte susto por terremoto.

Este dialecto cuenta con algunas palabras propias: (hay más palabras en: Marcoslandeñismos)

  • Aló: saludo al contestar el teléfono.
  • Altiro: "de inmediato", "pronto"
  • ¿Cachái?: proviene del español chileno "cachar", que significa: ¿entiendes?, ¿ves?
  • Desriñonar: dar un fuerte golpe
  • Fome: aburrido, malo, choto
  • Guagua: bebé
  • Harto: sinónomo de alto, muy, mucho; estoy hasta acá, estoy podrido
  • Huevón: (pronunciado: güevón) coloquialismo que suele ser usado como peyorativo o como sinónimo de persona.
  • Juliepazo: susto por un terremoto, proviene de la Falla de Santa Julieta, cercana a Ciudad de Marcoslandia. Es una de las palabras más famosas del dialecto.
  • Luquear o Chequear: dar un vistazo
  • Machetear: pedir dinero, generalmente en la vía pública, para un fin específico. También copiarse (ej: en un examen).
  • Pega: (aceptado también, pero con poco uso: laburo) trabajo
  • Pues: (pronunciada po' ), coloquialismo que va siempre al final de la frase para enfatizar la idea.
  • Yeta: se denomina a la mala suerte.

Véase también Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.